Capitulo VII: Noam

Acerca su mano temblorosa a la cerradura, introduce la llave lentamente, nadie sabe que él tiene la llave del cuarto del profesor Wiener, si se enteran se la quitarían y quien sabe que le sucedería.

Fue directo para el librero, allí estaban sus libros preferidos: Kipling, Quiroga, Bécquer, Wilde…

Se sentó en la butaca: “¿Quien pudiera escribir como ellos? Yo sólo soy un robot”.

Recordó la vida de Mowgly entre las fieras, no sabia porque se identificaba tanto con él; se sentía solo, perdido en aquella selva oscura, preso entre aquellos sentimientos que lo ahogaban y que no podía explicárselos: “¿Que me sucede?”.

Se llevo la mano al corazón tratando de encontrar alguna respuesta, mientras sus ojos desolados recorrían cada libro; sintió como una lágrima le corría por las mejillas.

“Otra vez este líquido, me estoy descomponiendo. ¿Quien es Noam? ¿Por qué este dolor? ¿Quien eres maldito? Eres un estupido robot. Un robot fuera de control”.

El robot RN313 continuaba en el laboratorio, acostado en la camilla. Noam se le acerca.

Hola amiga, estoy aquí de nuevo.

Hola amigo.

Me he estado leyendo un libro de poemas de Neruda pero hay frases que no entiendo.

No te preocupes, los poemas utilizan mucho el sentido figurado, las imágenes, y sobre todo las metáforas. Son muy difíciles de entender.

Hay una oración que me impresiono mucho: “me miran con tus ojos las estrellas mas grandes. A mi eso me evoca dos ojos enormes, llenos de luz. ¿Tú no te lo imaginas así?

Y ella con su voz dulce, tolerante.

No, ¿imaginar yo? Yo no puedo imaginar nada. Tampoco puedo evocar sensaciones. Se que a los humanos los poemas le producen sensaciones y yo puedo entender que así sea. Les he leído muchos poemas a los niño y se cuando los motiva o cuando los aburre.

Oh amiga, a veces pienso que estas vacía, como puedes no sentir nada. Tu eres una maquina, una caja negra que solo recibe y trasmite. Yo quiero saber el porque de las cosas.

Si, el porque de las cosas igual que los niños. Yo te entiendo Noam. Se lo que sientes, aunque yo no lo sienta.

– Discúlpame amiga, se que la estoy cogiendo contigo. Pero es que soy tan ignorante. Solo los humanos saben, solo ellos se conocen a si mismos.

Noam, no tienes porque culparte de tu ignorancia. ¿Crees que si fueras humano fuera feliz? Yo te aseguro que no. Los humanos también sufren yo los he visto llorar muchas veces. Ellos son tan o mas infelices que tu.

Amiga, ¿que es ser feliz?

Yo puedo decirte que es para ti ser feliz.

¿Para mi?

– La felicidad es un símbolo emocional, y todo parece indicar que cada persona la interpreta de acuerdo con su sensibilidad, o sea como ellos perciben sus propias emociones y de como valoran sus necesidades, a pesar de la cantidad de cuentos infantiles que he tenido que leerle a los niños y del uso tan amplio que se le da a esa palabra, su interpretación siempre varia con el tema, y cada persona tiene su tema. Para ti ser feliz; es no sufrir, no padecer de esa angustia humana que te devora, escapar de esos sueños que te atormentan, y sobre todo ese miedo a lo desconocido, a no saber lo que se espera de ti; constantemente temes equivocarte, a fallar, a que descubran tu desorden. Si pudieras librarte de esos temores que te desajustan, serias feliz.

– ¿Cuál es el pensamiento que guía a los humanos? ¿Qué tienen ellos que no tengo yo?

Oh Noam, ese es un misterio para el cual no estoy programada. Yo solo puedo comprender los sentimientos, sobre todo a los niños, ya que mi misión es educarlos. Pero pensar como ellos, eso no y mucho menos ponerme en el lugar de los humanos.

Pero es que yo no soy humano y sufro como si siento como si fuera humano.

Entonces, deja de preocuparte. Concrétate a ejecutar tus actividades y deja de entrar en el cuarto del profesor Wiener a leer poemas.

¿Me estas regañando? Es la primera vez que me regañas.

Es solo un consejo de amiga.

De todos forma, me gusta que me regañes, tienes una forma tan dulce de decirlo. Y tus ojos, te lo he dicho muchas veces, tus ojos hablan. No se como, Tom logró darle tanta fuerza a tu mirada.

Gracias por los elogios.

Yo se que a ti no te importa, para ti es igual que te diga un elogio como que te ofenda. Yo nunca te podré entender.

No hace falta Noam, basta con que yo te entienda a ti.

Pero yo no soy un niño.

Pero eres mi amigo.

– ¿Y que es para ti la palabra amigo?

Ella guardo silencio por unos minutos, Noam sonrió. Era la primera vez que lograba confundirla.

Alguien que necesita que compartan sus juegos, que le apoyen.

Eso quiere decir que me tratas como a un niño.

Tú sabes que estoy programada para tratar con niños. No se hacer otra cosa.

Estaba bromeando contigo. Soy yo quien te obliga a hablar conmigo, quien abusa de tu bondad. Ahora mismo en lugar de estar descansando reponiendo tus circuitos, aquí estoy yo haciéndote trabajar, pidiéndote consejos. Yo abuso de ti.

No empieces de nuevo. Eres tu el que tiene que descansar, ya es tarde. Vete, acuéstate.

Adiós amiga.

Adiós amigo.

Esa noche, Noam no podía dormir: “me miran con tus ojos las estrellas mas grandes”. Se imaginaba unos ojos enormes, llenos de calor. Se acurruco en su cama. “Amiga como puedes saber tanto y no percibir las cosas como yo. Tú entiendes, yo percibo, yo percibo… percibo…

Noam se despertó sobresaltado, le dolía la cabeza, había dormido más de la cuenta, corrió al laboratorio, el robot RN313 no estaba, se lo habían llevado a trabajar para alguna casa. Y sin saber porque le entro a patadas a la camilla.

“Soy un robot loco, ¿Por que un humanoide tiene que padecer de dolores de cabeza? ¿Por que esta nauseas? ¿Para que necesita un robot sentir dolor? Me estoy descontrolando. Soy un robot loco”.

Y comenzó a moverse de forma rígida.

“Soy un robot no puedo sentir dolor”.

Algo dentro le latía apresuradamente, creía que de un momento a otro iba a explotar.

“Soy un robot”.

Sintió mareo, se tambaleo.

“Soy un robot loco”

Y empezó a dar saltos como si fuera un canguro, mientras repetía: “Noam, Noam, Noam…”.

Anuncios

Acerca de Alejandro Madruga

Licenciado en Cibernética Matematica. Trabajo el tema de la Inteligencia Artificial desde 1986. He publicado articulos y ensayos sobre la Cibernetica y las tendencias tecnologicas. También he publicados narraciones de ciencia ficción
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s