Captulo XVII: Amiga

– Noam, Noam ven acá.

El se acerco lentamente, sus ojos azules inexpresivos miraron al robot que estaba sobre la mesa.

– Noam este el robot que se descontrolo, hace falta que lo revises.

Noam al ver el robot no pudo dejar de temblar, a duras penas pudo controlarse.

– ¿Que le sucedió? pregunto Noam.

– Responde a otro nombre que no es el que se le dio.

– Pero eso es normal, los robot niñera también responden a los apodos que los niños le ponen. Eso esta dentro del programa.

– Ese es el problema. No es, precisamente, a un niño al que ella responde por otro nombre, sino a un joven. ¿Es eso posible?

Noam no respondió se dedico a pedirle la serie a la computadora central. Inmediatamente apareció la descripción del robot.

– Pregúntale los nombres que ha tenido, que comiencen con “n” –le pidió el profesor.

En la pantalla aparecieron dos nombres: Nina y ¡Noria!

– Noria, ese es el nombre por el cual ella respondía. ¿Como es posible si ese nombre se le borro?

– ¿Como se llama el joven al que ella responde?

– Vamos a ver.

El hombre busco en la tablilla le pusieron Kirda… El niño Vig… El joven, aquí esta el joven: Liher.

Noam le pregunto a la central si Noria había criado algún niño llamado Liher. La respuesta no se hizo esperar: “si”.

– No hay dudas. Es interesante, solo que no tenemos tiempo para esos detalles. El problema es que se descontrolo y habrá que destruir toda la información y reprogramarla de nuevo.

– Deberíamos investigar las causas replico Noam débilmente.

– Noam, creo que tu tampoco estas muy bien que digamos. Como se te ocurre contradecirme. Tú tienes que hacer lo que yo te diga. Solo eso.

– Si profesor.

– Sabes lo que tienes que hacer: Borrar toda la memoria asociativa, que no quede ningún enlace con su pasado. Y desactívale la red de percepción. Yo personalmente me encargare de reprogramarla.

El hombre se alejo lentamente arrastrando el pie derecho. Noam vio su cabeza blanca. Y recordó a Tom. También el tenia los cabellos blancos, pero no era profesor, sino un investigador como el. Miro a su amiga. Una idea lo hizo temblar de miedo. El corazón le latía de prisa. Otra vez aquel descontrol. Las manos le temblaban. Pensó en los choques eléctricos que le esperaban, sino se controlaba. Con mano temblorosa activo los circuitos de Noria. Lanzo una mirada asustada a su alrededor. No podía explicarse porque lo hacia.

Ella parpadeo varias veces. Noam se le acerco.

– Ola amiga

Ella volvió su rostro hacia el. Noam observo sus ojos detenidamente. Era esa mirada dulce que tenían los robots de la serie RN, pero en ella había algo especial en su mirada. Recordó que Tom había estado años diseñando los ojos, la expresión del rostro, que había consagrado su vida a lograr esa mirada y que la serie 300 fue la ultima que diseño. Después nadie ha podido lograr nada igual, ni siquiera los profesores. Siempre se pregun¬to porque era tan importante para el la mirada. Los profesores nunca estuvieron de acuerdo, para ellos estaba perdiendo el tiempo. Solo el profesor Wiener lo apoyaba.

– Ola amigo

Al fin hablo, con esa voz. Solo alguien como Winner pudo haber creado la serie RN. Apoyado por, Tom: el que soñaba que era un niño. También el, y por eso lo vigilan. No quieren que suceda lo mismo que con Tom.

– ¿Que paso con ese tal Liher?

– Con Liher…

– Si con Liher ¿Que edad tiene?

– ¿Edad?

– Si, de acuerdo a su fecha de nacimiento que edad tiene.

– No recuerdo.

– Eso quiere decir que tienes borrada la fecha de su nacimiento. ¿Y el nombre de Liher lo recuerdas?

– Si, recuerdo.

– Debía estar borrado también. ¿Crees que Liher es un niño?

– No se que sucede, Me he pasado el programa de test y da que hay descontrol en mi sistema. Ahora mismo estoy pensando en Liher y eso no es normal.

– Porque piensas en Liher, no me gusta que pienses en el.

– No seas tonto Noam. Tú te pareces tanto a Liher, eres un niño grande, igual que Liher, estas tan apegado a mi. Liher siempre corría a verme cuando le sucedía algo, al igual que haces tu. El siempre buscaba en mi la respuesta a sus problemas. El también sufre. Los humanos son tan difíciles y el es tan noble…

– Basta no soporto que me hables así de ese…

– ¿Que te sucede Noam? ¿Estas celoso?

– ¿Celos?

– Si, celos, porque crees que lo quiero mas a el que a ti.

– ¿Y no es así?

-Eso es absurdo, yo no puedo querer a nadie, yo soy un robot. Yo solo trato de comprenderlos, de ayudarlos.

– Si yo se que lo único que haces es clasificar, manipular definiciones, reconocer conflictos, actualizar la base de conocimientos, traducir el significado de los símbolos para interpretar la fantasía infantil, etc., etc. Pero yo no creo eso. Basta ver tus ojos, escuchar tu voz.

– Eres tu quien le da ese significado, es tu forma anímica de percibirme. Mis ojos son iguales a todo el robot.

– Ese es el problema, tú no eres igual a los demás robot. Tú fuiste la última de la serie RN300. En ti Tom puso su alma.

– Se que admiras mucho a Tom pero no creo que en mi haya nada especial. Tú si eres especial Noam.

Y diciendo esto volvió a recostar la cabeza y quedo inmóvil. Noam comprendió lo absurdo de su reacción. Ella tenia razón estaba celoso. Y decidió controlarse y comportarse como un investigador, para eso estaba programado.

– ¿Por que dices que Liher es un niño grande?

– Porque son individuos necesitados.

– ¿Necesitado de que?

– Como los niños, necesitado de seguridad, de afecto. Sienten miedo.

– ¿Como puedes saber que sienten miedo?

– Lo he aprendido.

– ¿Como? ¿Como puedes aprender lo que los hombres sienten?

– Sintiendo al niño llorar, por hambre, por frío, cuando tienen sed; entender sus necesidades, su miedo. Uno llega a aprender lo que el niño necesita; luego verlo crecer, transformarse, sentir su miedo a cada instante, su inseguridad; siempre dando los primeros pasos, tambaleándose, verlo caer y escuchar su llanto ante el fracaso.

– El robot guardo silencio por unos segundos, y luego continuo.

– Verlo reír, saber porque esta alegre y cuales son las cosas que lo alegran y cuales lo entristecen. Jugar con el, acariciarlo. Yo le canto y lo siento tranquilo, escucho el latir de su corazón, siento la temperatura de su cuerpo; se que se siente seguro, protegido.

– ¿Por que atendías a Liher?

– Porque tiene ojos de niño, en ellos veo su tristeza, su falta de alegría. De niño siempre tenia miedo; cuantas veces se despertó de madrugada llamándome asustado. Como se abrazaba a mi sollozando. Era un niño muy débil.

– Tu memoria fue borrada, no debían quedar conexiones con tu vida pasada. Tu cerebro solo asocia estructuras semánticas incompletas, las cuales se adecuan a cada caso. Tu red de asociación debía estar hueca, para luego ir llenándose nuevamente, en tu nuevo estado. Solo los objetivos deben guiar tus acciones, los cuales deben confrontar con los nuevos hechos. A no ser que exista un mecanismo de asociación para las emociones, desde otro enfoque. Es extraño tu que no sientes nada, todo lo sabes; en cambio yo… siento y lo peor es que no se que es… Que es esto que llevo dentro. Y estas pesadillas que me destruyen. ¿Tu has tenido pesadilla?

– No, los robot no sueñan.

– Yo tengo pesadillas, pero las tengo que ocultar, sino me ponen bajo tratamiento.

– Tienes miedo.

Noam contemplo sus ojos y se vio reflejado en ellos.

– Si, amiga tengo miedo, mucho miedo.

– Lo veo en tus ojos, estas muy nervioso.

– Yo no puedo sentir miedo. No puedo. ¿A caso no soy una criatura lógica? ¿Tengo algún desperfecto?

– Eres como Liher.

– Pero Liher es un humano.

– Y tu Noam. ¿Que crees que eres tu? Yo que conozco a los humanos que los he visto crecer y que los he educado. Te digo Noam que nada hay mas humano en este mundo que tu.

Anuncios

Acerca de Alejandro Madruga

Licenciado en Cibernética Matematica. Trabajo el tema de la Inteligencia Artificial desde 1986. He publicado articulos y ensayos sobre la Cibernetica y las tendencias tecnologicas. También he publicados narraciones de ciencia ficción
Esta entrada fue publicada en Liberados. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s